★ Macarons de chocolate y coco ★

Desde que vivo en tierras gabachas me persigue una obsesión: hacer macarons en casa. Esta delicia es uno de los orgullos reposteros nacionales y yo (para quedar bien y esas cosas) pues me ponía el nivel muy alto. Pero lo que me salía eran siempre unos churros muy patrios.

Hasta este fin de semana. ¿Será que me estoy afrancesando?

Macarons 1

Macarons  2

Macarons 3

★ LA RECETA ★

(para unos 20 macarons)

Para las tapas:

200 gr de azúcar glas

100 gr de almendras molidas

2 cucharadas de coco rallado

120-125 gr de claras de huevo (3 huevos medianos aproximadamente)

una pizca de sal

40 gr de azúcar extrafino

Para la ganache de chocolate:

150 gr de chocolate

150 ml de nata líquida para montar

1 cucharadita de azúcar

1 pizca de sal

Tamizamos el azúcar glas, las almendras y el coco y los mezclamos bien. Reservamos.

Añadimos una pizca de sal a las claras de huevo y las batimos a punto de nieve. Seguimos batiendo a media potencia mientras agregamos el azúcar a cucharadas. Mezclamos bien cada adición para asegurarnos de que se incorpora del todo antes de la siguiente cucharada. La mezcla ha de ser compacta, blanca y brillante.

Paramos la batidora y añadimos con una cuchara de metal la mezcla de almendras, coco y azúcar glas.

Llenamos una manga pastelera y formamos los círculos. Yo he utilizado este tapete que facilita enormemente el trabajo. Si no, realiza sobre una bandeja de horno cubierta de papel de horno círculos del mismo tamaño (unos 5 cm de diámetro).

Cuando hayas realizado todos los círculos, dale unos golpes secos a la bandeja para que la masa de los macarons pierda cualquier burbuja de aire.

Añadimos unos copos de coco por encima de las bases de macarons.

Dejamos reposar al menos 15 minutos (y una hora como máximo). Así dejamos que los macarons se “asienten” y formen una cáscara seca.

Horneamos a 170 grados, en el estante medio del horno, una bandeja a la vez, durante 10 minutos.  Sabemos si están perfectos, si la capa de arriba está crujiente y la de abajo seca.

Aunque la tentación sea grande, ¡no los toques!. Los macarons son muy susceptibles, déjalos enfriar primero en la bandeja del horno.

Para preparar la crema de chocolate o ganache, ponemos el chocolate en trocitos en un cuenco. En un cazo, vertemos la nata y el azùcar y calentamos a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva y la nata rompa a hervir.

Añadimos la sal y vertemos sobre los trocitos de chocolate, dejando que se fundan.

Removemos hasta que quede una crema suave y ligeramente espesa.

Rellenamos una manga pastelera y extendemos el relleno sobre la mitad de las bases de macaron, emparejamos y dejamos reposar una media hora antes de servir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s