★ Brownie de chocolate (horneado en cáscara de huevo)★

Ultimamente voy babeando por los pasillos cada vez que la lengua de trapo del mayor me habla.  Sus “rompido”, “volvido” y “ponido” me tienen enamoradica perdida.

Pero esta madre, que estudió para hablar y escribir bien, tiene metido entre ceja y ceja que sus dos gabachillos no le metan demasiadas patadas a la RAE cada vez que abren la boca. Diegada del otro día: “ Mamá, me he hacido daño dan un duedo…. , ¿puedes me hacer un beso?” o ”mamá, que yo sabo me poner los zapatos. ¿Lo hazo bien? »

Yo intento que sus dos lenguas (el español y el francés, entiéndaseme) no se marchen juntas de picos pardos, provocándole en el futuro interferencias dialécticas irreversibles en el cerebro. Así que le corrijo siempre, o casi siempre. Palabrita de madre. Pero claro, luego me suelta un “se pa mi mamá, se pablo que lacido” y a la maestrilla que habita en mí le entra la risa y las ganas de tirar la gramática por el retrete. Y, oye, que siga hablando como un franchute cualquiera de turisteo por Benidorm hasta que él quiera.

Y ahora, la receta.

huevo brownie 1

huevo brownie2

huevo brownie3

 

★ LA RECETA ★

1 tableta de chocolate negro
125 gr de mantequilla
3 huevos
200 gr de azúcar
125 gr de harina
1 pizca de sal

Fundimos el chocolate y la mantequilla al baño María y reservamos.

Mezclamos la harina con el azúcar. Incorporamos los huevos, la sal y la harina tamizada.

Mezclamos con el chocolate y la mantequilla.

Rellenamos los huevos y horneamos durante 20 minutos a 180°.

 

★ NOTAS★

Para que el brownie nos salga con forma de huevo, los horneamos utilizando como “molde” la cáscara. Para ello, vaciamos los huevos por uno de los extremos haciendo un agujero con las tijeras (lo suficientemente grande como para poder rellenarlos después con la masa). Los introducimos (ya vacíos) en agua con sal durante una media hora. Después, ponemos un poco de aceite en el interior (para evitar que la masa se pegue a las paredes del huevo) y vamos girando para que el aceite impregne todo el interior. Tiramos el exceso de aceite. Introducimos la masa con una manga pastelera hasta las 3/4 partes. Colocamos los huevos en un molde para magdalenas o muffins (con el agujero hacia arriba) y horneamos.

Anuncios

★ Coulant de chocolate ★

Me pregunto cómo es posible que tanta mala leche y picardía quepan en un cuerpecillo de sólo 76 centímetros.

Tú te crees que Pablo, Pableeeeteeee, es un ser indefenso, de andares desequilibrados, sonrisa picarona y dentadura inexistente. Un bebé que es un Georges en ciernes, de mofletes hamsterianos y cachillas sonrosadas.

¡Bobalicona! Pablo, Pableteeeee, es un Rambo con chupete, un machote sin miedo a nada: ni a la muerte, ni a su madre, ni al señor Patata. Tiene un instinto de supervivencia sofisticado y testado para salirse con la suya y comerse, pongamos, un puerro crudo o el papel del baño: tres cuartos de lloriqueo a docientos mil decibelios,  voltereta lateral y metiropatrás a cámara lenta novayaser me rompa la cabeza y segundo y medio haciendomelmuerto con los ojos abiertos.

Aún así, Pablo, también conocido por “ElPestañas”, no lo tiene todo malo. Noooooooo. La música, por ejemplo, se le da muy bien. El otro día le pillé tocando los platillos, dándolo todo, mientras estampaba las tapas de dos cazuelas contra la cabeza atónita de su hermano. Todo un artista el Pablete.

Y ahora, la receta.

coulant de chococlate

coulant de chocolate

coulant de chocolate

★LA RECETA ★

150 gr de azúcar
8 huevos medianos
150 gr de mantequilla
250 gr de chocolate para fundir
125 gr de harina

Fundimos el chocolate y la mantequilla y dejamos templar.

Batimos los huevos con el azúcar. Agregamos el chocolate y la mantequilla. Removemos bien.

Incorporamos la harina y mezclamos bien.

Untamos con mantequilla los moldes pequeños y espolvoremos con un poco de cacao para que la masa no se nos pegue. Rellenamos hasta los 3/4 y reservamos en el congelador al menos una hora.

Horneamos a 180 º C durante 14 minutos.

coulant de chocolate

★ NOTAS★

  1. Al contrario de lo que pueda parecer, el coulant es facilísimo de realizar. Pero eso sí, que la gula no te lleve a hornearlo nada más terminar la masa, porque la clave para que esté buenísimo es que pase al menos una hora en el congelador.
  2. Con esta receta me han salido 10 pastelitos. He usado moldes de cerámica y también de aluminio desechables, pero estos últimos no los recomiendo porque creo que dejan algo de sabor durante el horneado.
  3. El coulant se llama así porque el chocolate al interior queda crudo y al abrirlo “gotea”. Te pasa esto con cualquier otro pastel y puag, caca. Pero con el coulant no sabes cómo pero lo más probable es que te sorprendas limpiando el plato con la lengua.
  4. Yo los horneo 14 minutos, pero el tiempo lo decides tú según te gusten más o menos “coulant”.
  5. Para esta receta he seguido las instrucciones del blog La receta de la felicidad, que a su vez se inspiró en ésta de i-recetas.

★ Fondant de chocolate ★

Fondant chocolate 1

Juro que nunca más vuelvo a salir de vacaciones en coche con los niños. Lo juro por San Aspitos Bendito. Porque mira, una se pasa meses esperando el momento en el que whatsapearle al mundo entero y a tus amigas que echas a lavar tus mallas de diario y que durante ocho días y siete noches vas a intentar darle un portazo en las narices a la rutina y a ti y a tu santo un merecido descanso.

Eres previsora, maniática y calculadora. Y antes de que la palabra va ca cio nes te entre siquiera en la cabeza preparas concienzudamente el viaje. El maletero asfixiado como embutido en un vestido ochentero de licra,  la hora de salida no puede ser otra: la de la siesta. No la tuya, que ya te gustaría. La de tus fieras. Para que pasen la mitad del trayecto durmiendo y el resto…. Para el resto preparas un plan B con dos bolsas más, una con tropecientos coches, palas y tractores y otra con chucherías como  para empachar a un colegio entero.

No te vas de vacaciones, piensas, aquello es la guerra.

Cinco horas dura el trayecto. Durante la primera, tu plan es todo un éxito. Los peques siestean, tu santo concentrado en la carretera disfruta conduciendo (ups, perdón, pilotando) y tú, tú, tú… empiezas a recordar lo que era el silencio y a hiperventilar pensando en lo poco que te va a durar aquello.

No falla. Hora y media dura la siesta. Tus chicos se espabilan como grillos y descrubren lo divertido que es ver a su madre con el cuello torcido y marearla pidiéndole cosas, así en general:

-un chupete, no dos 

– aguaaaaaaaaa

– el tractor aranja, mamá, y el azul también y una galleta, bueno no dos, y otro chupete, no ése no

-buahhhhhhhhhhh buahhhhhh

– A ver, a ver… dile a mamá qué chupete quieres

– aqui tototte blan tototte blan!!!!!!! 

– ehhhh? pero cúal? dónde? 

Tras un diálogo incomprensible e improductivo de seis minutos y cuarenta segundos, descubres que por mucho que te esfuerces no entienes a tu hijo el mayor. Dudas entre tirarte con el coche en marcha o hacer como que se te olvidan en la siguiente gasolinera. Al final, decides ser buena madre y poniendo en riesgo tu vida y una multa de las gordas de la Benemérita, te levantas del asiento y pasas al de atrás, encajas como buenamente puedes tus posaderas en los treinta centímetros que quedan entre las dos sillas y buscas el puñetero chupete blanco de mis c.j…s debajo del asiento del lado izquierdo medio opuesto y más allá de donde estás tú.

Por cierto, tras desentonar tres discos de Cantajuegos y hacer el monigote durante tres horas, llegamos todos bien.

Las vacaciones fenomenal. Lástima que pasaran tan rápido y ya estemos de vuelta a las trincheras.

Y ahora, una receta rica rica de chocolate.

fondant chocolate

★ LA RECETA ★

170 gr de chocolate
100 gr de mantequilla
2 huevos
70 gr de harina
60 gr de azúcar

Derretimos la mantequilla y 130 gr de chocolate al baño maria. El resto de chocolate lo cortamos en trozos grandes y reservamos.

Añadimos el azúcar, los huevos y la harina. Mezclamos bien.

Añadimos los trozos de chocolate.

Untamos el molde con mantequilla y echamos un poco de harina. Metemos 15 minutos en el horno a 180°.

★ Brownie fácil con avellanas ★

Hay recetas que se te cruzan. Como la de los croissanes. Que la tengo ahí atascada. Entre ceja y ceja. Enfurruñada. Los croissanes no me salen. Y no será porque no sigo los pasos y me aprendo de carrerilla los ingredientes. Pero la masa ni queda suave, ni tersa, ni brillante. Y cuando me salen del horno, porque yo una receta no la dejo a medias aún a sabiendas de que la cosa va torcida, pues me salen unos palos primos lejanos, pero muy lejano, de un supuesto presunto croissán.

Por fortuna, hay otras recetas que están chupadas. Y eso, para una repostera exigente y calamitatis como servidora, pues levanta bastante la moral. Esta receta del brownie es de lo más sencillo y rico que hay en el mundo mundial.

¡que aproveche!

SONY DSC

brownie Collage 2

★ LA RECETA ★

Ingredientes (para 4 personas)

100 gr de chocolate

150 gr de azúcar

100 gr de harina

2 huevos

125 gr de mantequilla

50 gr de avellanas troceadas

Fundimos la mantequilla con el chocolate al baño maría.

Añadimos el azúcar, los huevos y la harina, todo poco a poco esperando a que se mezcle bien un ingrediente antes de añadir el siguiente. Añadimos las avellanas y ponemos en un molde untado de mantequilla.

Horneamos 20 minutos a 180 grados.

SONY DSC

★ Bizcocho de yogur y limón ★

La receta de esta semana me trae recuerdos de mi infancia… el olor de la ropa recién planchada encima de la mesa de la cocina, Espinete en la tele y el batiburrillo de mi madre con sus labores de ganchillo y dobladillos a medio subir.

Es una receta sencilla, sin complicaciones ni grandes ambiciones, pero llena de nostalgia que hoy me ha apetecido rescatar de un viejo libro de recetas.

BIzcocho de yogur y limón

Bizcocho de yogur y limón

BIzcocho 1

 

★ LA RECETA ★

3 huevos

1 yogur natural

la misma medida de azúcar

la misma medida de harina

1/2 medida de aceite

ralladura de limón

1 sobre de levadura

mantequilla para el molde

En un bol, batimos los huevos, el yogur, el azúcar, el aceite y la ralladura de limón.

Mezclamos la harina con la levadura y añadimos a la masa.

Vertemos en un molde untado con mantequilla.

 Horneamos a 160-170 grados unos 25-30 minutos.