★ Tartaletas de Navidad ★

Al final me parece que voy a tener que darle la razón al corrillo de abuelas de los columpios. El segundo me ha salido más espabilado que el primero, con más mala leche y una ingeniosa destreza para enfadarse y reñirte sin saber articular tres palabras del tirón.

Pablete, el pequeño, es ese destroyer que te ha salido por segundo hijo, al que no le hace falta comer ajos para picarse. Es un maríapatiño televisivo al que se le hincha la vena en cuanto le cantas una de la Pantoja. Que en cuanto se te mosquea, se te cruza de brazos, se te da media vuelta y te deja plantada pirándose con un “fadao mua”. Y se marcha todo enfadado, sí, todo él entero: noventa centímetros y doce kilos de orgullo y poderío. Bajo la mira perpleja de su madre, ésta que les habla, que piensa de quién narices habrá podido sacar este niño tan mal carácter y si tendrá fuerzas suficientes para torear lo que se le viene encima.

Y ahora, la receta.

Tartaleta para Navidad

★ LA RECETA ★

Para la masa:

125 gr de harina
15 gr de almendras molidas
40 gr de azúcar
1 pizca de sal
75 gr de mantequilla
1 huevo

Para el caramelo salado:

17 cl de nata líquida entera
35 gr de azúcar
10 gr de mantequilla

Para la crema de chocolate:

17 cl de nata líquida
1 tableta de chocolate con leche

Tartaleta para Navidad

Para realizar la masa, empezamos mezclando todos los ingredientes, según el orden de la receta. Mezclamos bien y hacemos una bola.

La envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera al menos media hora.

Untamos nuestros moldes de tartaletas de mantequilla y los enharinamos ligeramente.

Extendemos la masa con el rodillo y cortamos porciones para nuestras tartaletas. Adaptamos la masa bien al molde, retiramos el excednte y pinchamos con un tenedor toda la masa.

Aprovechamos la masa sobrante para hacer unas galletas en forma de árbol de Navidad que nos servirán para decorar.

Horneamos 25 minutos a 180° las tartaletas y las galletas unos 10-12 minutos. Dejamos enfriar.

Para hacer el caramelo salado, colocamos el azúcar en un cazo y lo ponemos a fuego medio. En un bol, ponemos la nata y la calentamos treinta segundos en el microondas. Cuando el azúcar empiece a dorarse, retiramos del fuego y vertimos la nata, removiendo con una cuchara de madera constantemente. Añadimos la mantequilla y mezclamos bien. Ponemos de nuevo en el fuego diez segundos para que espese.

Cuando la salsa de caramelo salado esté templada, vertimos sobre las tartaletas, repartimos bien y guardamos en la nevera hasta que la salsa quede dura.

Mientras, preparamos la crema de chocolate. Para ello, ponemos en un cazo a calentar la nata. Llevamos a ebullición y vertemos sobre el chocolate troceado. Mezclamos bien.

Vertimos el chocolate sobre las tartaletas. Volvemos a llevar a la nevera.

Antes de servir, decoramos con las galletas en forma de árbol y espolvoreamos con azúcar glas.

Anuncios

★ Cookies de chocolate ★

Tengo al mayor enamoradico perdido. Hasta las trancas, vamos. La afortunada en cuestión es una rubiales que vive dos casas máspallá. Dicen las malas lenguas del patio del colegio que andan todo el día juntos, columpio arriba, tobogán abajo, y que se les ha visto en alguna ocasión darse algún que otro inocente achuchón.

Confieso que los ojos de esta santa madre han visto con disgusto y bastante desazón el fuego amoroso de abrazos y besuqueos que se traen desde hace algunas semanas ambos repolluelos. Dirán ustedes que lo que me pasa es que le tengo manía a la chiquilla. Y que estos escarceros no son más que cosas de niños pequeños. Lo sé. Lo sé. No se crean que les veo yo a estos dos yendo corriendo a pasar por la vicaría, felices como dos perdices. No, no, que va. La chiquilla no me gusta, la verda sea dicha. Pero la que no me gusta de verdad, de verdad de la buena, es su madre.

Pero vamos, que creo que no se me nota casi nada… La prueba:

– « Mamá, la mamá de Manon (la rubiales) es tonta ? », me pregunta el mini don Juan ayer mismito.

– No hijo, no. Le contesté yo, intentando resultar medianamente convincente. ¿Quién te ha dicho semejante barbaridad? 

– Pues tú.

– ¿Yooooooo? le dije, poniendo cara de la mamá de Manon, o sea, de tonta. A ver, ¿y cuándo te he dicho yo eso, eh?

– Mañana.

Bendita inocencia…

Y ahora, la receta.

cookies de chocolate

cookies de chocolate

★ LA RECETA ★
(para unas 16 galletas)

100 gr de azúcar moreno
100 gr de azúcar blanca
1 huevo
175 gr de mantequilla
300 gr de harina
1 pizca de sal
1 pizca de bicarbonato sódico
1 tableta de chocolate

En un bol grande ponemos el azúcar moreno y el blanco y la mantequilla reblandecida y cortada en trozos.

Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.

Incorporamos el huevo y volvemos a mezclar.

Añadimos  la harina (mejor tamizada), y el bicarbonato y la sal. Mezclamos.
Por último, incorporamos la tableta de chocolate troceada y removemos bien.

Cogemos la masa  y vamos haciendo bolas pequeñas (como si se tratara de croquetas). Y las vamos poniendo en una bandeja de horno
cubierta de papel vegetal.

Aplastamos un poco las bolas y las horneamos a 180° durante 10-12 minutos o hasta que los bordes estén dorados.

★ NOTAS★

  1. Es mejor dejar de enfriar las galletas antes de manipularlas ya que calientes estan como blandas y tienen que enfriarse para endurecerse.
  2. Otra versión de estas cookies es con Lacasitos. Puedes encontrar la receta en la web de nuestros amigos de Entrechiquitines

★ Galletas sablé con chocolate blanco ★

Perdonen ustedes que les vaya a cortar la digestión, pero la historia de hoy va de esfínteres y fugas, de la operación pañal de ElMayor y de lo fácil que una madre puede llegar a perder la vergüenza y el pudor.

Verán. Todo empezó hace tres largos meses. Con los calores propicios del verano, mandé a la porra los pañales, feliz como una perdiz de poder gastarme más dinero en pijadas para la cocina que en Dodotis.  Con el culete al aire y el orinal de estreno empezamos la operación.

Les ahorro los detalles porquepaqué.

Solo les diré que no quiero un perro. No. Nunca. Que llevo fatal eso de limpiar culetes ajenos. Que he perdido la cuenta del número de lavadoras que he puesto con los calzoncillos de Cars y las fundas del sofá. Que tengo que cambiar la alfombra del salón porque ésta ya no sale a luz. Que estoy harta, pero hartita, de tener que cambiar las sábanas de la cama a las tres de la madrugada. Y que puedo decir delante de cualquiera « culo pedo caca pis » de carrerrilla, sin ruborizarme y sin que venga a cuento.

Y ahora, la receta.

galletas sablés con chocolate blanco

galletas sablés con chocolate blanco. Galletas originales. Galletas con forma de nubes.

★ LA RECETA ★

200 gr de harina
100 gr de mantequilla
100 gr de azúcar moreno
1 huevo
1 tableta de chocolate blanco

Mezclamos  bien el huevo con el azúcar.

Incorporamos la harina y cuando la mezcla sea homogénea vamos añadiendo la mantequilla en pequeños trozos.

Hacemos una bola y conservamos en la nevera al menos una hora.

Enharinamos la mesa de trabajo y dividimos la masa en dos trozos. Con el rodillo aplanamos casa uno de las bolas de masa hasta conseguir un grosor de centímetro y medio. Llevamos al congelador y esperamos unos diez minutos.

Sacamos una de las láminas y vamos cortando las galletas (yo he usado éste). Las ponemos en una bandeja de horno recubierta de papel vegetal. Repetimos la misma operación con la otra lámina. Con los restos de masa, volvemos a hacer una lámina, llevamos al congelador unos minutos (para que la masa endurezca y las galletas conserven bien la forma) y seguimos cortando las galletas.

Horneamos a 180° durante 12-15 minutos.

Fundimos al baño maria el chocolate blanco, rellenamos un biberón de repostería y una vez que las galletas se han enfriado vamos decorando.

galletas sablés con chocolate blanco. Galletas originales. Galletas con forma de nubes.

★ NOTAS★

  1. El cortador en forma de nube viene de la tienda Mi Obrador.
  2. Las galletas se conservan bien hasta una semana, guardadas en una caja o bote y en la nevera, para que el chocolate no se nos funda.