★ Pastel milliardaire ★

Cuando yo era pequeña los bazares de los chinos no nos habían invadido todavía, así que los carnavales de mi infancia tienen recuerdos de los de antes: de princesas, de tules rosas y cancanes cosidos por la aguja y las manos certeras de mi madre.

El otro día, cuando el colegio del Mayor anunciaba carnavales para el viernes, se me apretaron todos los nervios aquí en la cinturilla del chándal, porque a este lado de los pirineos, amigas, no hay ni bazar chino ni madre que pueda coserme un miserable dobladillo.

Por fortuna, mis nuevas amigas del corrillo del patio del colegio me contaron después que lo único que teníamos que prever era vestirles de negro. Qué majas estas profes modernas, pensé, con todas mis santas carnes relajadas, la verdad.

De luto y con las capas al viento salieron las fieras al patio del colegio. ¿Pero de qué van? pregunté en voz alta, incapaz de reconocer a través de la mirilla de la reflex a los más orgullosos de los superhéroes del mundo mundial. Super héroes de capa, luto y antifaz. Super héroes y valientes todos. Todos, menos uno. El mío. Que llevaba la capa torcida, como la soga que aprieta el cuello del reo, llorando a moco tendido y gritando mientras salía de toriles: “mamááááá, yo quiero dormir la siestaaaaaaaaa”.

Y ahora, la receta.

pastel de chocolate milliardaire

★ LA RECETA ★

Para la galleta:
110 gr de mantequilla
115 gr de harina
25 gr de azúcar glas

Para el caramelo
50 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
1 bote pequeño de leche condensada

Para la cobertura de chocolate
1 tableta de chocolate
50 gr de mantequilla

Empezamos preparando la base de galleta. Mezclamos todos los ingredientes en el robot y terminamos amasando a mano para poder hacer una bola. La extendemos sobre nuestro molde, cubierto con papel vegetal y horneamos a 160° durante 20 minutos o hasta que empiece a estar dorada por los bordes.

La dejamos enfriar y preparamos el caramelo. En un cazo, ponemos la mantequilla y el azúcar. A fuego medio, removemos hasta que estén caramelizados, echamos la leche condensada y seguimos removiendo durante unos minutos más. Extendemos sobre la galleta y reservamos en la nevera o el congelador.

Mientras, preparamos la cobertura de chocolate. Ponemos al baño María el chocolate con la mantequilla y mezclamos bien, teniendo cuidado de que el chocolate no se nos caliente demasiado y se nos haga crema. Cubrimos el pastel y reservamos en frío hasta el momento de consumirlo.

Anuncios

★ Cookies de chocolate ★

Tengo al mayor enamoradico perdido. Hasta las trancas, vamos. La afortunada en cuestión es una rubiales que vive dos casas máspallá. Dicen las malas lenguas del patio del colegio que andan todo el día juntos, columpio arriba, tobogán abajo, y que se les ha visto en alguna ocasión darse algún que otro inocente achuchón.

Confieso que los ojos de esta santa madre han visto con disgusto y bastante desazón el fuego amoroso de abrazos y besuqueos que se traen desde hace algunas semanas ambos repolluelos. Dirán ustedes que lo que me pasa es que le tengo manía a la chiquilla. Y que estos escarceros no son más que cosas de niños pequeños. Lo sé. Lo sé. No se crean que les veo yo a estos dos yendo corriendo a pasar por la vicaría, felices como dos perdices. No, no, que va. La chiquilla no me gusta, la verda sea dicha. Pero la que no me gusta de verdad, de verdad de la buena, es su madre.

Pero vamos, que creo que no se me nota casi nada… La prueba:

– « Mamá, la mamá de Manon (la rubiales) es tonta ? », me pregunta el mini don Juan ayer mismito.

– No hijo, no. Le contesté yo, intentando resultar medianamente convincente. ¿Quién te ha dicho semejante barbaridad? 

– Pues tú.

– ¿Yooooooo? le dije, poniendo cara de la mamá de Manon, o sea, de tonta. A ver, ¿y cuándo te he dicho yo eso, eh?

– Mañana.

Bendita inocencia…

Y ahora, la receta.

cookies de chocolate

cookies de chocolate

★ LA RECETA ★
(para unas 16 galletas)

100 gr de azúcar moreno
100 gr de azúcar blanca
1 huevo
175 gr de mantequilla
300 gr de harina
1 pizca de sal
1 pizca de bicarbonato sódico
1 tableta de chocolate

En un bol grande ponemos el azúcar moreno y el blanco y la mantequilla reblandecida y cortada en trozos.

Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.

Incorporamos el huevo y volvemos a mezclar.

Añadimos  la harina (mejor tamizada), y el bicarbonato y la sal. Mezclamos.
Por último, incorporamos la tableta de chocolate troceada y removemos bien.

Cogemos la masa  y vamos haciendo bolas pequeñas (como si se tratara de croquetas). Y las vamos poniendo en una bandeja de horno
cubierta de papel vegetal.

Aplastamos un poco las bolas y las horneamos a 180° durante 10-12 minutos o hasta que los bordes estén dorados.

★ NOTAS★

  1. Es mejor dejar de enfriar las galletas antes de manipularlas ya que calientes estan como blandas y tienen que enfriarse para endurecerse.
  2. Otra versión de estas cookies es con Lacasitos. Puedes encontrar la receta en la web de nuestros amigos de Entrechiquitines

★ Macarons de chocolate y menta ★

Se acabó. Se acabaron las vacaciones y, aquí en Francia, no te da tiempo a quitarte el bañador que ya tienes que colgarte la mochila para ir al cole.

Hoy es el primer día de “cole de grandes” para Kako. Ha entrado en clase tranquilo, sin llorar,  agarrado fuerte de la mano de mamá. Me ha dado un beso para despedirse, otro a papá y ha ido a sentarse con los otros niños.

Mi bebé se me ha hecho mayor.

Etemfor.

Mamá.

Macarons de menta y chocolate

Macarons de chocolate y menta

Macarons chocolate y menta

★ LA RECETA ★

(para 20 macarons)

para las tapas:

200 gr de azúcar glas
100 gr de almendras molidas
120-125 gr de claras de huevo (3 huevos medianos aproximadamente)
una pizca de sal
40 gr de azúcar extrafino
colorante verde

para el relleno:

1 sobre de té de menta
100 ml de agua
40 gr de azúcar
150 gr de chocolate

Empezamos preparando el relleno. Ponemos a hervir el agua a fuego lento con el azúcar. Dejamos borbotear unos 3 minutos, retiramos del fuego e infusionamos el té durante al menos 1 hora.

Pasado ese tiempo, ponemos el chocolate en un bol. Volvemos a hervir el sirope de menta y lo volcamos sobre el chocolate. Removemos hasta que el chocolate se funda y obtengamos una crema homogénea. Dejamos enfriar

Ahora pasamos a las tapas. Para prepar los macarons, tamizamos el azúcar glas y las almendras y los mezclamos bien. Reservamos.

Añadimos una pizca de sal a las claras de huevo y las batimos a punto de nieve. Seguimos batiendo a media potencia mientras agregamos el azúcar a cucharadas. Mezclamos bien cada adición para asegurarnos de que se incorpora del todo antes de la siguiente cucharada. La mezcla ha de ser compacta, blanca y brillante.

Añadimos el colorante. El que yo usé era en gel. Para ello, hundimos un palillo en la pasta y removemos en la masa, insistiendo hasta que el color se reparta bien.

Con una cuchara grande de metal incorporamos  la mezcla de azúcar glas y almendras a las claras de huevo.

El preparado ha de quedar homogéneo y sin grumos.

Llenamos una manga pastelera y sobre un tapete o un papel de horno (colocados ya en la bandeja del horno) formamos los circulos.

Eliminamos cualquier burbuja de aire que quede en los macarons dando un golpe seco a la bandeja.

Dejamos reposar entre 15 minutos y 1 hora.

Precalentamos el horno a 170° y horneamos 10 minutos.

Dejamos enfriar.

Espesamos el chocolate con un poco de maizena para darle consistencia y lo colocamos en una manga pastelera. Extendemos el relleno sobre la mitad de las tapas de macaron y emparejamos con la otra mitad.

Dejamos reposar durante 30 minutos antes de servir.

★ Helado de caramelo Carambar ★

Pablo, Pableteeeeeeee, anda. Sí, sí. Este mico de 9 meses es incapaz de dormir solo en su cama,  pero camina a dos patas como el Alonso de Ferrari. A mi, reconozcámoslo, el rumbeo de sus caderas me está dejando corvada y un poquillo deslomada. Porque andar anda, sí sí, pero no solo. Ojo.  Que el chaval se ha percatado en un pis pás que agarrao de la mano de su madre se va mucho mejor. Y más rápido.

De gatear y limpiarme el parqué pasa. Olímpicamente. Lo que le mola es detectarme con su radar mamaventepacá, tirarse a tierra y llamarme a puro pulmón. Y yo, que soy tonta y en el fondo buena madre, me pongo la lumbalgia por montera y le ayudo a pisar el acelerador.

Y ahora, la receta.

PicMonkey Collage 4

★ LA RECETA ★

300 ml de leche
1 brik de nata líquida
2 yemas de huevo
30 gr de cacao en polvo
14 barritas de caramelo Carambar

Calentamos en un cazo la leche y la nata. Removemos bien e incorporamos el cacao en polvo y las barritas de Carambar. Mezclamos bien y, fuera del fuego, incorporamos las 2 yemas de huevo. Ligamos bien la mezcla y volvemos a poner a fuego lento, removiendo constantemente hasta que espese un poco. Colocamos en un recipiente o en moldes y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Conservamos en el congelador.

helado de carambar y chocolate 7

★ NOTAS★

  1. El caramelo Carambar es la marca de una chuchería típica francesa, confeccionada a base de caramelo y cacao.
  2. La receta de hoy no lleva azúcar porque el Carambar es muy dulce, pero se puede remplazar por 1 tableta de chocolate para postres, por ejemplo, y añadir unos 70-90 gr de azúcar para hacer un helado de chocolate muy rico.

★ Donuts caseros ★

Hay cosas para las que una madre no está preparada. Aburrise es una de ellas. Porque dos niños pequeños dan para mucho y entre biberones, orinales, papillas y meriendas, paseos, juegos y cantajuegos, tus fieras no te dejan ni cinco minutejos para, pongamos, rascarte la barriga o depilarte las piernas.

Hace un par de días, algo cambió. Pablo, acostumbrado a dormirse en brazos, se dejó posar plácidamente en la cama, mecido por la melodía de ronquidos de su hermano.

Salí del cuarto cantando aleluyas por lo bajini y saltando de alegría por el pasillo llegué al salón dispuesta a comerme la tarde.

Me lancé en picado al estante de los libros. Pero enseguida caí en la cuenta de que últimamente en mi casa solo entran libros de Pocoyó y el bombero Sam. Así que volví al cuarto de los niños.

– Ah, no, pues siguen dormidos. Qué raro….

De vuelta al salón, encendí la tele. Cogí una revista : « Comienza la cuenta atras para tu cuerpo 10 ». Tiré la revista y apagué la tele. Por pura inercia, volví al cuarto de los niños.

– Duermen todavia…. muy raro… Espera, Pablo se mueve… voy a ver… ah no, sigue durmiendo.  

Salí al pasillo y empecé a dar vueltas sin saber qué hacer con tanto tiempo. La falta de costumbre, seguro.

Volví al cuarto otra vez y me acurruqué entre ellos.

Y ahora, la receta.

PicMonkey Collage

SONY DSC

★ LA RECETA ★

(para unos 20-25 donuts)

260 gr de agua
1 sobre de levadura (o 50 gr de levadura de panadero)
500 gr de harina
10 gr de sal
1 huevo
40 gr de mantequilla
rayadura de un limón
aceite de girasol
200 gr de chocolate Milka

Diluimos la levadura en 200 gr de agua y reservamos.

Mezclamos la harina y 60 gr de agua y vamos incorporando a la mezcla el resto de ingredientes: la sal, el huevo, la mantequilla y la rayadura de limón. Cuando la mezcla sea uniforme, incorporamos el agua con levadura que teniamos reservado. Mezclamos bien y hacemos una bola. Espolvoreamos un poco de harina por encima y la tapamos con un paño durante un cuarto de hora.

Retomamos la masa y la trabajamos un poco. Cogemos bolas pequeñas, las aplanamos un poco con la palma de la mano y con la ayuda de dos troqueles (de unos 7 y 2 centímetros) vamos cortando los donuts.

Los colocamos encima de la bandeja de horno recubierta de papel vegetal y los dejamos reposar una hora. No te preocupes si pasado ese tiempo los donuts no han levado mucho, porque es al freirlos cuando los donuts consiguen su esponjosidad  y forma característica.

Calentamos en un cazo el aceite y cuando esta caliente vamos friendo los donuts unos dos o tres minutos de cada lado.

Dejamos enfriar sobre papel de cocina para que absorva el excedente de grasa.

Para el glaseado de chocolate, fundimos el chocolate y bañamos la mitad de cada donut.

★ NOTAS★

  1. Una vez fritos, los donuts se conservan perfectamente en el congelador. Solo tienes que sacarlos y descongelarlos a temperatura ambiente. El sabor es idéntico que si fueran frescos.
  2. Para un glaseado clásico, sigue estos pasos.
  3. Si los donuts son para una merienda con niños o un cumpleaños, puedes darle rienda suelta a la imaginación y decorarlos con perlas o azúcar de colores.
  4. La receta original es del curso Patisseria a casa, de Begoña Trujillo.