★ Donuts caseros ★

Hay cosas para las que una madre no está preparada. Aburrise es una de ellas. Porque dos niños pequeños dan para mucho y entre biberones, orinales, papillas y meriendas, paseos, juegos y cantajuegos, tus fieras no te dejan ni cinco minutejos para, pongamos, rascarte la barriga o depilarte las piernas.

Hace un par de días, algo cambió. Pablo, acostumbrado a dormirse en brazos, se dejó posar plácidamente en la cama, mecido por la melodía de ronquidos de su hermano.

Salí del cuarto cantando aleluyas por lo bajini y saltando de alegría por el pasillo llegué al salón dispuesta a comerme la tarde.

Me lancé en picado al estante de los libros. Pero enseguida caí en la cuenta de que últimamente en mi casa solo entran libros de Pocoyó y el bombero Sam. Así que volví al cuarto de los niños.

– Ah, no, pues siguen dormidos. Qué raro….

De vuelta al salón, encendí la tele. Cogí una revista : « Comienza la cuenta atras para tu cuerpo 10 ». Tiré la revista y apagué la tele. Por pura inercia, volví al cuarto de los niños.

– Duermen todavia…. muy raro… Espera, Pablo se mueve… voy a ver… ah no, sigue durmiendo.  

Salí al pasillo y empecé a dar vueltas sin saber qué hacer con tanto tiempo. La falta de costumbre, seguro.

Volví al cuarto otra vez y me acurruqué entre ellos.

Y ahora, la receta.

PicMonkey Collage

SONY DSC

★ LA RECETA ★

(para unos 20-25 donuts)

260 gr de agua
1 sobre de levadura (o 50 gr de levadura de panadero)
500 gr de harina
10 gr de sal
1 huevo
40 gr de mantequilla
rayadura de un limón
aceite de girasol
200 gr de chocolate Milka

Diluimos la levadura en 200 gr de agua y reservamos.

Mezclamos la harina y 60 gr de agua y vamos incorporando a la mezcla el resto de ingredientes: la sal, el huevo, la mantequilla y la rayadura de limón. Cuando la mezcla sea uniforme, incorporamos el agua con levadura que teniamos reservado. Mezclamos bien y hacemos una bola. Espolvoreamos un poco de harina por encima y la tapamos con un paño durante un cuarto de hora.

Retomamos la masa y la trabajamos un poco. Cogemos bolas pequeñas, las aplanamos un poco con la palma de la mano y con la ayuda de dos troqueles (de unos 7 y 2 centímetros) vamos cortando los donuts.

Los colocamos encima de la bandeja de horno recubierta de papel vegetal y los dejamos reposar una hora. No te preocupes si pasado ese tiempo los donuts no han levado mucho, porque es al freirlos cuando los donuts consiguen su esponjosidad  y forma característica.

Calentamos en un cazo el aceite y cuando esta caliente vamos friendo los donuts unos dos o tres minutos de cada lado.

Dejamos enfriar sobre papel de cocina para que absorva el excedente de grasa.

Para el glaseado de chocolate, fundimos el chocolate y bañamos la mitad de cada donut.

★ NOTAS★

  1. Una vez fritos, los donuts se conservan perfectamente en el congelador. Solo tienes que sacarlos y descongelarlos a temperatura ambiente. El sabor es idéntico que si fueran frescos.
  2. Para un glaseado clásico, sigue estos pasos.
  3. Si los donuts son para una merienda con niños o un cumpleaños, puedes darle rienda suelta a la imaginación y decorarlos con perlas o azúcar de colores.
  4. La receta original es del curso Patisseria a casa, de Begoña Trujillo.
Anuncios

★ Cupcakes con glaseado de donuts ★

cupcake + donuts 1

Cuenta mi madre que de jovenzuela me pasaba las horas muertas poniéndome en la cabeza el tapete de ganchillo con flecos del zapatero y melena al viento cantaba rancheras deslocada por todas las habitaciones de la casa. Imagino a mi madre muerta de la risa viendo el espectáculo e intentado por todos los medios quitarme aquella cosa peluda de la cabeza, no fuera a ser que me diera la rabieta y le plantara aquello de “mamá, quiero ser artista“.

No me caracteriza a mi el sentido del ridículo. No. Ni entonces de pequeña, ni ahora, no crean.

Ahora no me sale ponerme el ganchillo encima de los rulos porque de tapetes anda mi casa algo escasa. A Dios gracias. Pero no por ello es raro verme pulular de habitación en habitación con una toalla en la cabeza al viento y gritando con todo el amor de mi corazón “soy el fantasma de la toalla blancaaaaaaa” delante del Mayor y del Pequeño, por aquello de distraerles un ratico y dejarles un grato recuerdo de su infancia.

Y ahora, la receta. La receta del cupcake es de Chloé Saada, la reinona de los cupcakes francesa y el glaseado viene del blog Food & Cook.

cupcake + donuts 5

cupcake + donuts 2

cupcake + donuts 3

★ LA RECETA ★

(para 15 cupcakes)

Para los cupcakes:

1 yogur natural
3 medidas del vaso del yogur de harina
1 sobre de levadura
4 huevos
1 vaso de yogur y 1/2 de azúcar
1 sobre de azúcar de vainilla
125 gr de mantequilla fría cortada en dados

Para el glaseado:

40 gr de mantequilla
130 gr de azúcar glas
30 ml de agua caliente

Empezamos por los cupcakes. Para ello, mezclamos todos los ingredientes por orden hasta conseguir una masa homogénea. Rellenamos los moldes un poco más de la mitad con ayuda de una manga pastelera. Metemos en el horno precalentado a 165 ° unos 22 minutos.

Mientras los cupcakes se enfrían en una rejilla, preparamos el glaseado. Derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento y calentamos el agua en otro cazo. Pasamos todo a un bol e incorporamos poco a poco el azúcar glas removiendo bien para que no queden grumos. Echamos por encima de los cupcakes y esperamos unos minutos a que el glaseado seque.