★ Donuts caseros ★

Hay cosas para las que una madre no está preparada. Aburrise es una de ellas. Porque dos niños pequeños dan para mucho y entre biberones, orinales, papillas y meriendas, paseos, juegos y cantajuegos, tus fieras no te dejan ni cinco minutejos para, pongamos, rascarte la barriga o depilarte las piernas.

Hace un par de días, algo cambió. Pablo, acostumbrado a dormirse en brazos, se dejó posar plácidamente en la cama, mecido por la melodía de ronquidos de su hermano.

Salí del cuarto cantando aleluyas por lo bajini y saltando de alegría por el pasillo llegué al salón dispuesta a comerme la tarde.

Me lancé en picado al estante de los libros. Pero enseguida caí en la cuenta de que últimamente en mi casa solo entran libros de Pocoyó y el bombero Sam. Así que volví al cuarto de los niños.

– Ah, no, pues siguen dormidos. Qué raro….

De vuelta al salón, encendí la tele. Cogí una revista : « Comienza la cuenta atras para tu cuerpo 10 ». Tiré la revista y apagué la tele. Por pura inercia, volví al cuarto de los niños.

– Duermen todavia…. muy raro… Espera, Pablo se mueve… voy a ver… ah no, sigue durmiendo.  

Salí al pasillo y empecé a dar vueltas sin saber qué hacer con tanto tiempo. La falta de costumbre, seguro.

Volví al cuarto otra vez y me acurruqué entre ellos.

Y ahora, la receta.

PicMonkey Collage

SONY DSC

★ LA RECETA ★

(para unos 20-25 donuts)

260 gr de agua
1 sobre de levadura (o 50 gr de levadura de panadero)
500 gr de harina
10 gr de sal
1 huevo
40 gr de mantequilla
rayadura de un limón
aceite de girasol
200 gr de chocolate Milka

Diluimos la levadura en 200 gr de agua y reservamos.

Mezclamos la harina y 60 gr de agua y vamos incorporando a la mezcla el resto de ingredientes: la sal, el huevo, la mantequilla y la rayadura de limón. Cuando la mezcla sea uniforme, incorporamos el agua con levadura que teniamos reservado. Mezclamos bien y hacemos una bola. Espolvoreamos un poco de harina por encima y la tapamos con un paño durante un cuarto de hora.

Retomamos la masa y la trabajamos un poco. Cogemos bolas pequeñas, las aplanamos un poco con la palma de la mano y con la ayuda de dos troqueles (de unos 7 y 2 centímetros) vamos cortando los donuts.

Los colocamos encima de la bandeja de horno recubierta de papel vegetal y los dejamos reposar una hora. No te preocupes si pasado ese tiempo los donuts no han levado mucho, porque es al freirlos cuando los donuts consiguen su esponjosidad  y forma característica.

Calentamos en un cazo el aceite y cuando esta caliente vamos friendo los donuts unos dos o tres minutos de cada lado.

Dejamos enfriar sobre papel de cocina para que absorva el excedente de grasa.

Para el glaseado de chocolate, fundimos el chocolate y bañamos la mitad de cada donut.

★ NOTAS★

  1. Una vez fritos, los donuts se conservan perfectamente en el congelador. Solo tienes que sacarlos y descongelarlos a temperatura ambiente. El sabor es idéntico que si fueran frescos.
  2. Para un glaseado clásico, sigue estos pasos.
  3. Si los donuts son para una merienda con niños o un cumpleaños, puedes darle rienda suelta a la imaginación y decorarlos con perlas o azúcar de colores.
  4. La receta original es del curso Patisseria a casa, de Begoña Trujillo.
Anuncios