★ Cupcake pa’morirse (o engordar) ★

Si, Maris sí, porque estos bollos que ahora llamamos muy finolis cupcakes están pa’morirse de buenos y engordan lo que no está escrito. Pero digo yo, si en estas fechas y como andan las cosas, nos vamos a poner a contar calorías, entonces apaga y vámonos.

Yo propongo que tiremos más bien para la cocina y que quitemos las penas con villancicos y cosas ricas.

cupcake pa'morirse

★ LA RECETA ★

Para el bicocho:

250 gr de harina
125 gr de mantequilla a temperatura ambiente y cortada en dados
100 gr de azúcar
1 cucharilla de levadura
5 cucharas soperas de leche
1 tableta de chocolate blanco
2 huevos

Para la crema :

1 bote de nata líquida
50 gr de praliné

 

Para el bizcocho yo he utilizado la misma receta que para estos muffins, pero cambiando el chocolate con leche por el chocolate blanco. Los pasos serían:

Mezclar la levadura, la harina y la mantequilla. Ir añadiendo poco a poco  el azúcar y los dos huevos hasta obtener una masa sin grumos y uniforme. Añadir la leche y el chocolate blanco cortado en trozos pequeños (yo he utilizado una tableta de Galak de Nestlé). Poner los moldes de papel en un molde de silicona (para que no se nos desparrame la masa) y rellenarlos 3/4. Hornear durante 25 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar.

Para la crema, yo he hecho una chantilly. Para hacerla, montamos la nata líquida con un batidor eléctrico, el robot o con la mano si tenemos paciencia y buen brazo. Batimos a velocidad lenta un par de minutos y vamos aumentando la velocidad poco a poco. Cuando la nata está bien montada (se nota porque se espesa), añadimos el praliné, que habremos fundido previamente al baño maría. Mezclamos suavemente y ponemos en una manga pastelera. Y solo nos queda decorar los bizcochos y ¡a comer!